Calderas


Las calderas de condensación son adecuadas para realizar cualquier tipo de instalaciones (radiadores o suelo radiante), ya que generan un ahorro de combustible importante. Cuanto mayor sea el consumo de calefacción, mayor rentabilidad genera su uso. Esto se debe a que su eficiencia aumenta cuando la instalación trabaja a menor temperatura.

Este tipo de calderas es la más amigable con el medioambiente y es la que genera menor consumo de gas a las instalaciones de calefacción y agua caliente.

  • Reload
  • Reload